Toda empresa con gestión profesional, que persigue un futuro prometedor y que busca consistencia en su administración necesita hacer Planeación Estratégica.

El primer error que muchos empresarios y gestores cometen es creer que es algo sólo para grandes empresas. ¡Nada de eso! Planeación Estratégica es para cualquier tamaño de empresa, incluso las “Eupresa” (donde sólo hay una persona).

El segundo error es prejuzgar que la planeación estratégica es algo burocrático, pesado, aburrido o demasiado formal. Hay muchas metodologías para la construcción de su planeación estratégica. Sólo tienes que buscar la que mejor encajará en tu perfil.

Otro punto relevante son los ítems “obligatorios” en su planeación estratégica. A continuación, voy enumerar cuáles son estos elementos, cuál es la razón de ellos y cómo buscar esa información:

1 – Propósitos del negocio

Visión, Misión y Puntos de Cultura deben ser claros, conocidos y seguidos por todos. Tener los propósitos declarados no es formalidad de consultoría, es el Norte a seguir. Pero, ¿creerías que hay muchos empresarios que no tiene idea de cuáles son los propósitos reales del negocio? Si todavía no tienes, o si los tuyos no te inspiran más, es hora de revisar. Invitar al equipo para este ejercicio y sorprender sobre lo que ven sobre el futuro de tu empresa.

2- Análisis de Escenarios

SWOT o FODA o cualquier otro nombre. Es importantísimo un análisis de los escenarios internos (aquellos que tienes control). En él debes puntuar sus principales fuerzas y debilidades (estructura, ubicación, capacidad del equipo, productos / servicios diferenciados, proceso de entrega, capital de giro…). Otro escenario a analizar es el externo (el que no se puede controlar). En este escenario incluimos lo que puede ser Oportunidad o Amenaza (dólar, clima, vincularse a un socio, reformas en leyes gubernamentales…).

3- Metas

Tus metas pueden ser para 3 meses, 6 meses y 12 meses. Ellas deben ser específicas, mensurables, alcanzables (pero desafiadoras), deben tener gran relevancia y tiempo determinado de manera clara. Usted y su equipo pueden establecer metas de: crecimiento, facturación, tiempo de entrega / producción, número de clientes atendidos, tasa / tiempo de retención de clientes, monto promedio, volumen de compras, facturación por empleado, gastos de mantenimiento de equipos, tiempo de entrenamiento del equipo … en fin, hay bastante oportunidad de metas. Pero la principal de todas, y que muchos ignoran: ¡Meta de Ganancia!

4- Plan de Acción

Una vez que haya establecido tus metas, crea tus planes de acción. Estos deben contener quién es el responsable (aquel que será el capitán de la meta), cuando ésta será desarrollada y / o hasta cuándo será válida. En la parte del “cómo hacer”, describa específicamente los caminos y estrategias que llevarán a alcanzarla (si es necesario, porque puede haber cambios en el camino, pero no en el propósito). Por último, establezca los hitos a lo largo de esa meta que hay de medir, si está en el camino de suceder o necesita corrección de ruta.

5- Bonificación

Es muy bueno cuando una planeación estratégica ocurre de manera satisfactoria. El ideal es 100%, pero ¿cuál sería el porcentaje alcanzado que te satisfaría? Si alcanza ese porcentaje, programe una bonificación para los involucrados. Cualquier gesto es grandioso en ese momento. Necesariamente no es dinero. Usa la creatividad y gana a todos para que disfrutes de todo esto.

¡ATENCIÓN PARA EL PROBLEMA COMÚN!

Una alerta que hago, después de trabajar con más de 500 empresas en casi 10 años, lo que sucede siempre es: ¡Creer que tu empresa también necesita!

Veo a muchos potenciales empresarios, de pequeñas y medianas empresas, que no hacen por entender que no es para ellos y su empresa.

Saber que tiene que hacer no resuelve. Saber y hacer, pero no dar continuidad es peor aún. Necesitas hacer y seguir!