LIDERAZGO: Poder o Influir

Productividad
Tiempos de Alta Productividad
marzo 5, 2018
Atencion al cliente
El Cliente, Principio y Final del Proceso Comercial
marzo 12, 2018
Mostrar todo

LIDERAZGO: Poder o Influir

Liderazgo
Por ActionCOACH Mariela Grasso / Argentina

Durante muchos años se pensaba que lideraba solo aquél que dominaba o tenía poder, dejando al receptor de su orden en un lugar de desamparo. Solemos decir en actionCOACH, en relaciones de este tipo,  existe un Ganar-Perder, no funciona así la balanza debe estar equilibrada en un Ganar-Ganar.El verdadero fundamento del liderazgo no es el poder, sino la autoridad, que se construye sobre la base de buenas relaciones, amor, servicio y sacrificio.Dirigir consiste, paradójicamente, en servir a los demás. Un buen líder está pendiente de sus subordinados: atiende sus legítimas necesidades, les ayuda a lograr sus metas y aprovecha sus capacidades al máximo.

El liderazgo es el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común.

Una de las palabras clave es “arte”, en otras palabras una destreza aprendida o adquirida. Cualquiera puede aprenderla y desarrollarla si une al deseo apropiado las acciones apropiadas.

La otra palabra clave es “influir”. ¿Cómo conseguiremos desarrollar esta influencia sobre los demás? ¿Cómo lograremos que la gente haga nuestra voluntad? ¿Cómo obtendremos sus ideas, su compromiso, su excelencia, que son, por definición dones voluntarios?
Poder: la capacidad de forzar o coaccionar a alguien, para que, aunque preferiría no hacerla, haga su voluntad debido a su posición o su Es decir, “o lo haces o te echo a la calle”.Autoridad: el arte de conseguir que la gente haga voluntariamente lo que se quiere, gracias a la influencia personal.
Es decir, conseguir que la gente haga voluntariamente la voluntad de otro, porque se le ha pedido que lo haga.Las cualidades más frecuentes de quienes tienen autoridad se  define mediante las siguientes cualidades:

  • Paciencia: mostrar dominio de uno
  • Afabilidad: prestar atención, apreciar, animar.
  • Humildad: se auténtico, sin pretensiones ni
  • Respeto: tratar a los demás como si fueran gente
  • Generosidad: satisfacer la necesidad de los demás.
  • Indulgencia: no guardar rencor al que nos desobedeció
  • Honradez: estar libre de engaños.
  • Compromiso: atenerse a las propias

Cuando se lidera con autoridad, es necesario dar lo mejor de sí mismo, amar, servir y sacrificarse por los demás. El amor no consiste en lo que se siente por los demás, sino en lo que se hace por ellos.

El reto del líder  consiste en identificar aquellos rasgos en los que debe trabajar,  y hacerlo.Cuando se trabaja con gente, y se quiere conseguir que hagan cosas, hay que tomar en cuenta dos dinámicas: la tarea y la   relación.
Los líderes suelen desequilibrar la balanza a favor de una de las dos, en detrimento de la otra. Por ejemplo, si se centra en la tarea y no en la relación, podrían resultar rebeldía, falta de calidad, bajo nivel de compromiso, etc. Por otro lado, si el líder sólo se ocupa de la relación humana y descuida las tareas, no será un líder verdadero. La clave del liderazgo es llevar a cabo las tareas asignadas, fomentando las relaciones humanas.
Las relaciones son importantes en las empresas: si no hay gente, no hay empresa. Los grandes líderes de verdad poseen el arte de construir relaciones que funcionan. Para construir la confianza, el ingrediente más importante es la confianza.El entorno es sumamente importante en el liderazgo – es necesario crear un ambiente sano en el que la gente pueda crecer y prosperar. Un líder debe hacer que se den las condiciones adecuadas para que esto ocurra.Un líder debe pensar en su área de influencia como en un jardín que necesita atención  y cuidados, así que hay que   preguntarse:¿qué necesita mi jardín? ¿que lo abone con un poco de apreciación, reconocimiento y elogios? ¿que elimine la plaga?
El entorno necesita una atención constante y si esto se logra, se conseguirán obtener los frutos. Desgraciadamente, muchos líderes no saben ser pacientes y abandonan la tarea antes de que el fruto pueda crecer. Hay muchos que quieren resultados rápidos, pero el fruto sólo llega cuando está a punto.
Es por esto que es tan importante el compromiso para un líder.El tiempo que tarde el fruto en madurar depende de nuestras relaciones. Para entender las relaciones, utilizamos la metáfora de Covey de la cuenta bancaria. Cuando conocemos a alguien, abrimos una cuenta en la cual, al pasar el tiempo, hacemos depósitos (cuando somos sinceros, corteses, etc.) y retiros (cuando somos antipáticos, rompemos compromisos, etc.).
Esto es particularmente cierto en el caso de los elogios (depósitos) y las reprimendas (retiro) en público. Estudios demuestran que para compensar un retiro, hacen falta cuatro depósitos.Recuerda ésta cuenta bancaria a la hora de construir relaciones con tus socios y equipo.
La paradoja Un relato sobre la verdadera esencia del liderazgo por James C. Hunter

¿Qué acciones tomarás AHORA para cambiar en tu negocio y en tu vida?

12Subscribers
449Connections
Connect