El líder y el valor de hacer Preguntas

¿No Tienes Mucho Tiempo?
febrero 24, 2017
Ladrones del Tiempo y qué hacer con ellos
marzo 1, 2017
Mostrar todo

El líder y el valor de hacer Preguntas

Por ActionCOACH José Villacís | México

John C. Maxwell, coach, conferencista, uno de los mayores expertos en liderazgo a nivel mundial y autor, publicó el libro “Good leaders ask great questions”.En él defiende la importancia de dominar el arte de hacer preguntas para nuestro crecimiento personal y el desarrollo de ideas y de equipos.

Maxwell destaca el gran valor que tiene hacer preguntas, entre otras, por las siguientes razones:
  1. Sólo vamos a obtener respuestas a las preguntas que hagamos. En muchas ocasiones no nos atrevemos a preguntar para evitar que consideren los demás que no sabemos algo o que parecemos tontos con lo que lo que logramos es dejar de aprender algo que seguramente necesitamos conocer.
  1. Las preguntas ayudan a abrir puertas que de otra forma permanecerían cerradas. En nuestra vida nos encontramos ante varias puertas. Escondidas tras ellas se encuentran multitud de posibilidades que nos conducen a oportunidades, experiencias, personas,… Pero las puertas deben ser abiertas para poder acceder a ellas y las llaves para abrirlas son las preguntas.
Como líderes cuando nos encontramos ante un problema y no sabemos qué hacer debemos plantear las siguientes preguntas:
a).- ¿Por qué tenemos este problema?
b).- ¿Cómo podemos solucionar este problema?
c).- ¿Qué pasos específicos hay que dar para solucionar este problema?
  1. Hacer preguntas es el modo más eficaz de conectar con las personas. Evidentemente para ello debemos ser capaces de plantear las preguntas adecuadas. Lo que preguntamos es importante, pero también cómo lo hacemos.
  1. Las preguntas ayudan a implicar a los demás en las conversaciones. El secreto de una buena conversación está en hacer preguntas. Éstas nos van a permitir conocer mejor a los otros y a establecer relaciones con ellos.
  1. Hacer preguntas nos ayuda a construir mejores ideas. Cualquier idea mejora cuando las personas adecuadas tienen la oportunidad de aportar sugerencias y las buenas ideas pueden convertirse en excelentes cuando las personas comparten y trabajan juntas para conseguirlo.
  1. Las preguntas nos facilitan obtener una perspectiva distinta. Con demasiada frecuencia los líderes se encierran en su punto de vista y dedican su tiempo a intentar convencer a los demás de la bondad de sus opiniones en lugar de tratar de conocer cuáles son las suyas. Para evitarlo hay que recurrir a las preguntas y escuchar con cuidado a las respuestas, lo que nos va a permitir descubrir valiosas perspectivas distintas a las nuestras.
  1. Las preguntas cuestionan las actitudes y nos sacan de nuestras rutinas. Hacer preguntas es una forma de prevenir la pereza mental y de sacarnos de nuestra zona de confort. Si comenzamos una tarea con certezas es probable que la finalicemos con dudas, pero si estamos dispuestos a empezarla cuestionando distintos aspectos seguramente terminemos con certezas.
PREGUNTAS DIRIGIDAS A UNO MISMO:
1.- ¿Estoy invirtiendo en mi crecimiento personal? La mayor inversión que podemos hacer es en nosotros mismos, ya que va a determinar el retorno que obtendremos de nuestras vidas.
2.- Mis amigos. ¿Cómo me ven los demás? Las personas necesitamos a otros que nos ayuden a crecer y a mantenernos inspirados.
3.- ¿Estoy realmente interesado en los demás? Existe una gran diferencia entre las personas que quieren liderar porque están genuinamente interesados por los demás y desean ayudarles y las que se mueven por intereses exclusivamente personales.
4.- ¿Soy equilibrado o tengo un concepto irreal de mi propia importancia?
5.- ¿Estoy añadiendo valor a mi equipo? Como líderes tenemos que pensar de qué manera podemos conseguir que nuestro equipo sea mejor, cómo añado valor a sus miembros y fomento el trabajo en equipo.
6.- ¿Estoy siendo eficiente? Para ello debemos preguntarnos si nos estamos apoyando en nuestras fortalezas o estamos perdiendo el tiempo intentando adquirir cualidades que no tenemos. Nuestros esfuerzos se deben dirigir fundamentalmente a potenciarlas.
7.- ¿Me preocupo por lo que ocurre cada día? Los buenos líderes son reconocidos por su visión y por su capacidad de guiar a los demás para alcanzar metas elevadas. Pero no es en el futuro donde se hacen las cosas, sino en el momento actual y por tanto el líder debe estar atento a lo que ocurre en cada momento.
8.- ¿Estoy invirtiendo mi tiempo en estar con las personas adecuadas? El mayor legado que puede dejar un líder es el de dejar líderes. Esto supone buscar y encontrar a las personas adecuadas e invertir en ellas continuamente.

¿Qué acciones tomarás en tu negocio y en tu vida, en este sentido?

12Subscribers
449Connections
Connect