Por ActionCOACH Sami Casab / México

Para lograr metas se pueden usar como propulsores el dolor o el placer. Ambos funcionan.

Muchas veces opte por usar como propulsor el miedo y el dolor. La idea es ponerse compromisos imposibles de alcanzar al 100% y seguir avanzando en medio del dolor y la angustia de no poder cumplir al 100%. Sacando el promedio definitivamente se avanza, no hay duda.

En este sistema es imposible lograr un compromiso al 100% porque son demasiados compromisos y se cree que mientras más compromisos se tengan más se avanza.

El precio que se paga es sentirse un mediocre lo cual no esta mal para el sistema porque usa el dolor, la angustia y la desesperación como propulsor y combustible.

El método funciona perfecto para salir de situaciones de crisis urgentes sin embargo usarlo por demasiado tiempo me ha llevado a sentirme triste, desanimado y hasta menos que otras personas a pesar de que en promedio haya logrado más. Hay gente que ama esa ley de los promedios y hasta la venera a mi ya no me funciona.

Por otro lado, enfocarme en pocas cosas y usar el gozo como propulsor me parecía ridículo e inútil porque no soltaba la idea de que una cosa o pocas cosas no serían suficientes. Escuché a mi maestro la técnica para escapar de esto por más de 4 años, pero no la podía aplicar, aunque realmente quería porque en la práctica no podía soltar la idea de usar el sufrimiento como propulsor y no creía en el gozo así que no lo hacía porque creía que no funcionaria.

Finalmente pude hacer lo que me dijo sin pensarlo y analizarlo y me esta funcionando y ha cambiado mi experiencia totalmente con las metas y con mi vida.

El secreto estuvo en hacerlo en lugar de estar pensando en hacerlo y funciona.

¿Quieres experimentarlo por ti mismo?

Es simple y poderoso, se trata de elegir algo que si te puedas comprometer al 100% y hacerlo. Solo eso.

No lo compliques metiendo otros 10 compromisos imposibles de alcanzar al 100%, recuerda solo una cosa al 100%.