Por ActionCOACH Alejandro Juárez | México

Uno de los temas que curiosamente resulta común descubrir y confirmar en la comunidad de empresarios resulta irónicamente ser el desconocimiento de la información numérica relacionada a su empresa y, de los números a los que nos referimos específicamente en éste artículo no son siquiera aquellos sofisticados de entender e interpretar del negocio; se trata de aquella información básica que todo dueño de negocio debe de manejar y conocer a la perfección, la Información financiera básica de la empresa, específicamente el Estado de Resultados, el Balance General y el flujo de efectivo.

Al referirnos a la “información” ésta resulta ser aquella que podemos generar e interpretar de los datos que de forma regular se registran en ciertos períodos, que pueden ser desde una contabilización diaria, semanal, mensual trimestral y/o anual, a partir de lo más elemental en saber como puede ser las ventas, pasando por las utilidades brutas, hasta saber si el negocio está siendo rentable o no al final de un período; conocer la posición financiera del negocio, cuanto tiene, cuento debe y finalmente cual es la periodicidad en la que el negocio dispone o no del efectivo necesario para cubrir sus gastos fijos, operativos ineludibles.

A pesar que pudiéramos suponer que ésta información la conoce a detalle el dueño de negocio, generalmente se asigna esta tarea a contadores y en el mejor de los casos a los gerentes de finanzas quienes también con frecuencia no conocen a detalle los datos exactos en tiempo y precisión exacta, mucho menos pueden generar la información necesaria para la toma de decisiones.

La toma de decisiones es la razón fundamental de conocer la información financiera que, con la ayuda de herramientas que el análisis financiero nos brinda, podemos obtener la información básica para entender la posición y desarrollo del negocio. El primero es el método de Análisis Vertical o estático (a una fecha determinada) que contempla dos herramientas: el análisis de “porcentajes integrales” y el de “razones financieras simples” -ambas nos indican la relación y proporción de una cuenta respecto a otra a una fecha determinada- y el segundo método es el de Análisis Horizontal  o dinámico (por ser comparado en distintos períodos de tiempo) con dos herramientas disponibles: el análisis de “aumentos y disminuciones o variaciones en las cuentas” y el de “razones financieras o múltiplos” en donde los datos se comparan a diferentes períodos para conocer su comportamiento en el tiempo.

Y la disponibilidad del dinero ¿cómo la puedo conocer?

Con el flujo de efectivo, información que nos dice de donde provienen los ingresos del negocio y hacia donde se dirige ese dinero es decir, su salida en diferentes tiempos y momentos durante un período de tiempo.

Lo anterior te ayuda como empresario a tener un panorama claro de la situación de tu empresa y de las operaciones que se están llevando a cabo.

¿para que las requieres tener y manejar a la perfección ésta información?

Para tomar más y mejores decisiones que garanticen el crecimiento sano y sustentable del negocio, que sin duda, en la absoluta vigilancia del dueño de negocio, garantiza el éxito y el logro de la meta más importante y la razón de su creación: “Alcanzar/lograr tu sueño personal”con ayuda de tu negocio. Trabajando para él y no en él y así llevar a tu negocio a que se defina como en ActionCOACH creemos debe ser;

“Una empresa comercial rentable que FUNCIONE SIN TI”